14 de junio de 2016

Por qué comprar (y leer) El despertar de las razas

Lo que vengo a hacer hoy es algo muy difícil. Vengo a hablaros de mi novela: El despertar de las razas.

no hay imagenPor si alguien se pregunta qué tiene de difícil hablar de mi propia novela, la que yo he escrito, que se supone que me conozco mejor que nadie, os diré que lo difícil es que vengo a convenceros de que es una buena novela y de lo mucho que merece la pena leerla. De verdad.

Os podría empezar diciendo que…

El despertar de las razas es un libro. Una historia. O más bien, un montón de historias.

Habla de dragones, baudimes, derios, ninfas, náyades, serpientes y ailas. También habla de personas humanas, niños y adultos, que descubren que su mundo ahora está lleno de criaturas maravillosas.

Las historias más pequeñas hablan de lo que fue, de lo que es y de lo que podrá ser. Muchas están escondidas dentro de una historia más grande, pero la mayoría simplemente esperan.

Así pues, ¿alguna vez habéis visto un dragón? ¿Y un derio? Apuesto que aquí encontraréis muchos de ambos.


O también podría poneros mi sinopsis favorita y que figura en la contraportada del libro…

Hubo un tiempo en que las serpientes eran de colores tan brillantes como los dragones, pero hace mucho de eso y las serpientes que se recuerdan tienen todas el mismo aspecto gris y deslucido. Hay una historia que cuenta cómo ocurrió.

Nadie odia a un dragón más que un derio, quienes jamás tuvieron por qué encontrarse; ni a una ninfa, más que un aila, quienes en principio pudieron ser uno solo. Aunque nadie sabe cómo fue en realidad.

Los humanos opinan que han vivido tiempos mejores, rodeados de lujo en grandes ciudades y gobernados por poderosos magos. Pero pocos se consuelan pensando que al menos no tienen que despertar.

Dragones, derios, serpientes, ninfas, náyades, ailas y baudimes se han visto relegados al terreno de las historias. Ahora, gracias a Mina y el resto de despertadores, todos humanos, pueden despertar de nuevo e intentar formar parte del mundo una vez más.


Pero creo que lo mejor de todo es que os diga lo que yo pienso de la novela:

Que son un montón de capítulos y de relatos sobre un montón de seres fantásticos que ya no existen, pero que yo opino que eso es un error, que el mundo debería estar lleno de dragones, derios, ailas, serpientes y el resto de razas de las que hablo. Y ahí es donde entra la historia del libro, si esos seres tan fantásticos no existen y deberían: ¿cómo lo solucionamos? O de algo así va el libro.De humanos que pueden traer de vuelta a esas razas, a los derios y a las serpientes, ninfas, náyades y baudimes. A todas ellas, mezcladas, revueltas y todo hay que decirlo, algo belicosas.

no hay imagen

Y ahora os daré mi opinión: siempre quise leer un libro donde los dragones tuvieran un papel protagonista y positivo, pero también sobre un mundo donde no sólo hubiera dragones, sino también sirenas y aves fénix y hadas y, yo qué sé, avutardas y squads y falires y ladufiaweks, por ejemplo. Ése ha sido el tipo de libro que quería escribir y que creo haber escrito.

no hay imagenEso por un lado, por otro el libro es mucho más que un montón de bichejos sueltos por ahí haciendo de las suyas. Que en realidad ésa es la base, pero es que son seres con mucha personalidad y que tienen un montón de aventuras que vivir en un mundo que actualmente les resulta desconocido.

La historia de "El despertar de las razas" también trata de cómo las ninfas y derios, que siempre han vivido en los bosques, reaccionan ante la ocupación humana (o no humana) de los mismos, o sobre la transformación de sus hogares, la búsqueda de los mismos o de si las ninfas y los ailas, que nunca se han llevado especialmente bien, lograrán reconciliarse y vivir en paz en este nuevo mundo. Trata sobre decidir qué es más importante, si el deber, la supervivencia, la lealtad o la responsabilidad.

no hay imagenY siempre mientras las cosas no dejan de ocurrir, el mundo sigue su curso y como cualquiera se distraiga, luego se puede encontrar con que el mundo ha cambiado sin él, lo cual no deja de ser una lata.

Para todo esto hay un montón de personajes (humanos y no tan humanos) que se conducen a través de este mundo y sus aventuras. Algunos intentan cambiarlo, otros adaptarse a él, otros comprenderlo y otros apenas si se dan cuenta de lo que ocurre a su alrededor. ¿Y qué tiene de bueno que haya tantos personajes? Creo que me repito, pero que son todos diferentes, y no me refiero a su aspecto físico. Cada uno tiene su trasfondo, su personalidad y de esas características que los hacen a todos especiales.

Por otro lado, si hay tantos personajes y razas diferentes, el mundo no será un yermo de marrón y verde, ¿no? ¡No! ¡También es azul! Porque si hay serpientes y náyades, habrá mares y ríos, ¿verdad? ¡Verdad! Pero también hay ciudades, y bosques que no son sólo de color marrón y verde, y sí, está el mar, con sus islas, y el cielo, con sus montañas, y… ¿en serio hace falta que siga? ¿No es mejor leerse el libro para esto?

En resumen: ¿qué podéis esperar de "El despertar de las razas"? Un montón de seres fantásticos, casi tantas aventuras como personajes y un mundo lleno de color y habitantes de todo tipo. Y yo creo que leer algo así merece la pena.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada