11 de julio de 2016

Alucinadas II

Alucinadas II (2016)
Varias autoras, Sportula (papel) / Palabaristas (digital), Ciencia Ficción, 15€ / 1,99€


no hay imagenDiez autoras, diez visiones. Diez excelentes relatos que demuestran que el primer volumen de Alucinadas no fue una afortunada causalidad y que nada tienen que envidiar en variedad y calidad las voces femeninas de la ciencia ficción a las de sus compañeros masculinos.

Al final, quizá descubran ustedes que esto no es una antología, sino un pre-informe de lo que está por venir. Ya tocamos con los dedos, literalmente, realidades que antes se antojaban lejanas. Vayan dando en adopción esa fotocopiadora y pensando en cómo educar a su IA de confianza, porque el futuro es ahora. Lean y no pierdan detalle: solo los paranoicos sobreviven.

Disfruten del viaje interestelar.




Reseñar una antología es complicado, ¿debemos reseñar los relatos en su conjunto, cada uno por separado, tal vez la intención con la que las antologistas seleccionaron cada relato? Nosotros por si acaso vamos a hablar un poco de todo.

El objetivo de Alucinadas, para los despistados, es hacer una selección de relatos de ciencia-ficción en español escritos por mujeres, para dar mayor visibilidad a un colectivo al que hasta ahora se ha mantenido en la sombra. Los relatos tratan muchos de los temas clásicos del género: creación de planetas, informática, alienígenas, distopía social… todo tiene cabida en esta recopilación. En cuanto a los relatos en sí, vayamos de uno en uno.

Los que menos me han gustado han sido los humorísticos, Historia y cronología del universo y ¿Acaso soy una especie de monstruo, señor Pallcker?. No sé si es porque el humor absurdo no me hace gracia o que de verdad carecen de una estructura interna y están escritos más al azar, como un encadenamiento de chistes.

Tratando el tema de la biología y las distintas especies, tenemos Wirik Es y El ídolo de Marte, el primero más centrado en el desarrollo de éstas, el segundo en el contacto con ellas. Destacaría sobre todo la narrativa y la voz original de Wirik Es; El ídolo de Marte, en cambio, no me acabó de gustar. Creo que en parte es porque el final no cierra bien la historia, así que ésta no acaba de funcionar.

En esta misma línea, pero profundizando mucho más en dichas especies, está Informe de aprendizaje, un relato cuya ciencia-ficción está enfocada en el lenguaje (punto a favor, porque es un tema que me encanta y del que me cuesta muchísimo encontrar historias). La estructura y narración están bien hechas y parece que domina la materia, aunque muchas veces no tengo claro si de verdad está aportando algo la información o los tecnicismos sólo crean un contexto. Los dos mayores problemas del relato son que no consiguió implicarme en la narración, de modo que no acababa de empatizar con los personajes y sobre todo que el final me parece horrible, facilón, que casi consigue arruinar el relato.

No podía faltar en una antología de ciencia-ficción alguna historia más enmarcada en la distopía social. En ese sentido Seudo evoca en más de un sentido al clásico “Un mundo feliz”, aunque en mi opinión le falta algo de profundidad, y el hecho de que el giro final se viera venir desde el principio hace que no acabe de tener fuerza.

Tampoco podían faltar los que hablaran de informática, empresas e incluso el thriller detectivesco. ¿Quieres jugar?, como su propio nombre indica, nos habla sobre realidad virtual y el futuro de los videojuegos. Tanto la idea como la narración están bastante bien, pero el final no me acabó de gustar. Tampoco me gustó Las dos puertas de Tebas: quitando un par de pinceladas tecnológicas, es una típica historia de espionajes. La estructura a saltos creo que no está muy bien conseguida, aunque tampoco confunda al lector. Eché en falta algo más de originalidad en la historia. De Cuestión de tiempo destacaría que tanto la idea como la voz narrativa son bastante interesantes y están bien jugadas. Sin embargo, tiene ciertos aspectos desagradables que, aunque tienen relevancia en la trama, estoy cansado de que se incluyan, y que hicieron que no disfrutara mucho del relato.
Para terminar he dejado el que para mí ha sido el mejor, y con diferencia. Francine es una historia preciosa sobre la conservación de la vida, cargada de detalles ficticios tan bien hilados que te hacen creer que es una investigación histórica. En este sentido me recordó a “Jonathan Strange y el señor Norrell”, su modo de reflejar una historia que nunca existió, pero que ojalá hubiera sido. Un relato para enmarcar, que no tiene nada que envidiarle a lo mejor de la ciencia-ficción internacional.

Si bien la crítica ha podido ser un poco dura con algunos relatos, y aunque no me parezca una selección sobresaliente, sí que es una antología decente. En ese sentido creo que Alucinadas cumple bien el objetivo que se propone: demostrar que las mujeres pueden escribir ciencia-ficción tan bien como los hombres. Sin embargo, no puedo dejar de pensar que hay ciertos aspectos que he echado de menos: no veo una innovación respecto a los temas clásicos de la ciencia-ficción, respecto a los roles sociales, y en un par de ellos incluso se encuentran personajes con las típicas características que normalmente asociamos a cada sexo. Me hubiera gustado algo más de especulación, de reivindicación en ese sentido, pero como digo, creo que no era el objetivo de la obra.

Ya como nota final, decir que no entiendo cómo Historia y cronología del universo se ha llevado el premio de la antología. Para mí el que se lo merecía, el que de verdad me ha parecido sobresaliente, es Francine.

14 de junio de 2016

Por qué comprar (y leer) El despertar de las razas

Lo que vengo a hacer hoy es algo muy difícil. Vengo a hablaros de mi novela: El despertar de las razas.

no hay imagenPor si alguien se pregunta qué tiene de difícil hablar de mi propia novela, la que yo he escrito, que se supone que me conozco mejor que nadie, os diré que lo difícil es que vengo a convenceros de que es una buena novela y de lo mucho que merece la pena leerla. De verdad.

Os podría empezar diciendo que…

El despertar de las razas es un libro. Una historia. O más bien, un montón de historias.

Habla de dragones, baudimes, derios, ninfas, náyades, serpientes y ailas. También habla de personas humanas, niños y adultos, que descubren que su mundo ahora está lleno de criaturas maravillosas.

Las historias más pequeñas hablan de lo que fue, de lo que es y de lo que podrá ser. Muchas están escondidas dentro de una historia más grande, pero la mayoría simplemente esperan.

Así pues, ¿alguna vez habéis visto un dragón? ¿Y un derio? Apuesto que aquí encontraréis muchos de ambos.


O también podría poneros mi sinopsis favorita y que figura en la contraportada del libro…

Hubo un tiempo en que las serpientes eran de colores tan brillantes como los dragones, pero hace mucho de eso y las serpientes que se recuerdan tienen todas el mismo aspecto gris y deslucido. Hay una historia que cuenta cómo ocurrió.

Nadie odia a un dragón más que un derio, quienes jamás tuvieron por qué encontrarse; ni a una ninfa, más que un aila, quienes en principio pudieron ser uno solo. Aunque nadie sabe cómo fue en realidad.

Los humanos opinan que han vivido tiempos mejores, rodeados de lujo en grandes ciudades y gobernados por poderosos magos. Pero pocos se consuelan pensando que al menos no tienen que despertar.

Dragones, derios, serpientes, ninfas, náyades, ailas y baudimes se han visto relegados al terreno de las historias. Ahora, gracias a Mina y el resto de despertadores, todos humanos, pueden despertar de nuevo e intentar formar parte del mundo una vez más.


Pero creo que lo mejor de todo es que os diga lo que yo pienso de la novela:

Que son un montón de capítulos y de relatos sobre un montón de seres fantásticos que ya no existen, pero que yo opino que eso es un error, que el mundo debería estar lleno de dragones, derios, ailas, serpientes y el resto de razas de las que hablo. Y ahí es donde entra la historia del libro, si esos seres tan fantásticos no existen y deberían: ¿cómo lo solucionamos? O de algo así va el libro.De humanos que pueden traer de vuelta a esas razas, a los derios y a las serpientes, ninfas, náyades y baudimes. A todas ellas, mezcladas, revueltas y todo hay que decirlo, algo belicosas.

no hay imagen

Y ahora os daré mi opinión: siempre quise leer un libro donde los dragones tuvieran un papel protagonista y positivo, pero también sobre un mundo donde no sólo hubiera dragones, sino también sirenas y aves fénix y hadas y, yo qué sé, avutardas y squads y falires y ladufiaweks, por ejemplo. Ése ha sido el tipo de libro que quería escribir y que creo haber escrito.

no hay imagenEso por un lado, por otro el libro es mucho más que un montón de bichejos sueltos por ahí haciendo de las suyas. Que en realidad ésa es la base, pero es que son seres con mucha personalidad y que tienen un montón de aventuras que vivir en un mundo que actualmente les resulta desconocido.

La historia de "El despertar de las razas" también trata de cómo las ninfas y derios, que siempre han vivido en los bosques, reaccionan ante la ocupación humana (o no humana) de los mismos, o sobre la transformación de sus hogares, la búsqueda de los mismos o de si las ninfas y los ailas, que nunca se han llevado especialmente bien, lograrán reconciliarse y vivir en paz en este nuevo mundo. Trata sobre decidir qué es más importante, si el deber, la supervivencia, la lealtad o la responsabilidad.

no hay imagenY siempre mientras las cosas no dejan de ocurrir, el mundo sigue su curso y como cualquiera se distraiga, luego se puede encontrar con que el mundo ha cambiado sin él, lo cual no deja de ser una lata.

Para todo esto hay un montón de personajes (humanos y no tan humanos) que se conducen a través de este mundo y sus aventuras. Algunos intentan cambiarlo, otros adaptarse a él, otros comprenderlo y otros apenas si se dan cuenta de lo que ocurre a su alrededor. ¿Y qué tiene de bueno que haya tantos personajes? Creo que me repito, pero que son todos diferentes, y no me refiero a su aspecto físico. Cada uno tiene su trasfondo, su personalidad y de esas características que los hacen a todos especiales.

Por otro lado, si hay tantos personajes y razas diferentes, el mundo no será un yermo de marrón y verde, ¿no? ¡No! ¡También es azul! Porque si hay serpientes y náyades, habrá mares y ríos, ¿verdad? ¡Verdad! Pero también hay ciudades, y bosques que no son sólo de color marrón y verde, y sí, está el mar, con sus islas, y el cielo, con sus montañas, y… ¿en serio hace falta que siga? ¿No es mejor leerse el libro para esto?

En resumen: ¿qué podéis esperar de "El despertar de las razas"? Un montón de seres fantásticos, casi tantas aventuras como personajes y un mundo lleno de color y habitantes de todo tipo. Y yo creo que leer algo así merece la pena.

9 de mayo de 2016

Book-tag: ¡FANTASÍAAAAAAA!

Cuanto tiempo que no aparecía por aquí de un modo informal, sin venir con una reseña y sólo para hablar de libros por gusto. Y además, puedo aprovechar que se trata de un book-tag para hablar de mis libros favoritos, aunque ya lo haya hecho antes.

Porque, ¿cómo resistirme a un book-tag de fantasía? Creado por Vikinga Lectora y Kingdom Books, yo lo he descubierto gracias a La estantería de Ithil, me ha parecido uno de los book-tags más entretenidos que hay.

Y ahora, vamos a ello:


REINO: Reino fantástico que te gustaría gobernar

no hay imagen
Me ha costado mucho decidirme por uno, porque los castillos me gustan mucho, pero creo que no me apetecía gobernar el típico reino medieval, ni me gusta la política, ni quiero arreglar un mundo distópico. ¿Pero sabéis qué me gustaría? Ser el líder en un weyr de Pern.

Así que Pern es el elegido. Y la torre, la que sea, mientras tenga dragones.



CORONA: Personaje secundario al que darías más protagonismo

no hay imagen¿A quién le daré la corona…? La verdad es que es difícil dar una respuesta mejor que la que ha dado Ithil en su vídeo. Las chicas de El señor de los anillos son grandes personajes, casi desperdiciados en un papel secundario y desde luego, pertenecientes a otra época, en la que el matrimonio era el fin más digno de una mujer.

Pero voy a decir a Sabriel. ¿Qué? ¿Cómo? ¿Pero Sabriel no es la protagonista del libro que lleva su nombre? Y bueno, sí, eso es verdad. Pero no lo es en Lirael y Abhorsen. Y francamente, no podría haberla echado más de menos.

Sabriel, tanto el libro como el personaje, son lo mejor de la saga y su poca presencia en los segundos libros se me antoja una pérdida de calidad. Quizás la falta de Sabriel tenga poco que ver con ello, pero me da igual, yo la eché de menos igualmente y le habría dado más papel en las secuelas. Sabriel es un gran personaje y sin duda, mi nigromante favorito :D



ESPADA: Arma fantástica favorita

¡La Vague Kattie!

no hay imagenYa, ya lo sé. Stefan (su esgrimista) es personaje de un videojuego, no de un libro. Pero, como os iréis dando cuenta, los libros de batallas y peleas no llaman mi atención, así que no tengo armas favoritas.

Y de todos modos, la trama del Fire Emblem es tan bonita, tan compleja y tan profunda (y tan de fantasía), que merece la pena dedicarles un pequeño espacio. Sólo añadiré que el de humano es un término tan peyorativo como el de subhumano (y que los laguz son las criaturas más increíbles que hay).



HECHICERO: Personaje usuario de magia favorito

no hay imagen¡Howl! Porque… ¡es Howl! El mago más capaz, tontorrón, cabezota, noble y divertido que existe. Además vive en un castillo móvil (o ambulante) y uno de sus amigos es un demonio del fuego, ¿de verdad puede haber un mago mejor?






CABALLO: Libro de fantasía que te transportó a otro mundo

no hay imagenCuriosamente voy a hablar de un libro que no es novela, sino conjunto de relatos. Se trata de Kalpa Imperial, de Angelica Gorodischer.

En concreto me gustaría destacar el relato titulado Acerca de ciudades que crecen descontroladamente. Fue el relato con el que la autora consiguió convencerme de cómo era, se veía, oía y olía la ciudad que describe. Es precioso y es real.





DRAGÓN: Criatura fantástica favorita

¿En serio tengo que responder esta pregunta? Quiero decir, ¿no se responde a sí misma?

Los dragones: todo tipo de dragones, los de ilustraciones, libros, ciudades, los reales, pero sobre todo, los de fantasía, los que hablan, los que no, los que cazan y los que piensan. Pero en concreto, quiero hablar de los dragones de Terramar, dónde se dice:

¿Creéis que nuestra libertad, por la que renunciamos a todas las posesiones, no es más grande que la de las estúpidas gaviotas? ¿Qué nuestro reino son sólo unas cuantas rocas junto a vuestras ricas islas?

En el otro viento

Los dragones de Terramar, de los mejores que he visto nunca.



PRINCESA Y PRÍNCIPE: Crushes femenino y masculino en la literatura fantástica

Hay muchos personajes a los que adoro, de algunos ya he hablado, así que voy a intentar hablar de personajes cuyos libros no haya mencionado aún.

no hay imagen

Personaje femenino: Althea Vestrit, de la saga Las leyes de mar de Robin Hobb. Lo que más me gustaba de ella eran las pequeñas cosas, cómo se movía, hablaba o simplemente del modo tan irreverente que se sentaba en el suelo.


no hay imagen

Personaje masculino:
Shimrod, el mago tan bueno como descarado de la trilogía de Lyonesse de Jack Vance. Era el personaje con el que más me divertía, y además, mago, y además, de los pocos capaz de tomar cartas en el asunto cuando alguien le sacaba de quicio.



GUERRERO: Batalla favorita

Ya he dicho que a mí no me van mucho los libros de fantasía épica, así que aunque los he leído no recuerdo las escenas de acción con especial cariño. Más bien todo lo contrario.

Pero las batallas verbales son otro tema. Por ejemplo: las peleas de Rhialto con el resto del cónclave de magos, los magos más inútiles, engreídos, hipócritas y maravillosos que uno se pueda echar encima. ¡Ay que ver cómo son estos magos! (¡Y qué bien bailan!)



PÓCIMA MÁGICA: Libro que cambió radicalmente tu modo de ver la fantasía

no hay imagenEsta respuesta quizás resulte un poco rara, porque voy a decir la saga de El ciclo de la puerta de la muerte. Fue de los primeros libros de fantasía épica que leí, la primera que dejaba atrás libros de fantasía juvenil y en ese entonces no lo sabía, consideré que era una buena saga, imaginativa y genial en sus apéndices.

Pero luego, he seguido leyendo, más fantasía épica, batallitas, elfos, enanos, magos, dragones. Y El ciclo de la puerta de la muerte siempre ha sido un referente, uno que me dice que se pueden crear mundos diferentes, que la fantasía no tiene por qué ser medieval, europea y suceder en un castillo o la granja de un campesino.



ESCUDO DE ARMAS: Libro de fantasía que te define o libro insignia

no hay imagenno hay imagenAl igual que Ithil no creo tener un libro insignia que me defina. Tengo un par de libros que me gustan mucho, de los que siempre hablo y me gusta mucho recomendar. Pero lo que sí tengo es una figura a la que admirar por el conjunto de libros que ha escrito, especialmente los enmarcados en fantasía, y ésa es Ursula K. Le Guin.

De sus libros, creo que por tono, trama, tipo de personajes, y todo en en general, el que mejor me define, o más bien, mejor define mis gustos, es Los dones. Más que Voces y Poderes, y probablemente más que Lavinia, que me encanta, pero el nivel de documentación por ahora me desborda, y tal vez a la altura, aunque estaré más segura de ello cuando termine de leerlo, El eterno regreso a casa, uno de los libros más bonitos que tengo.



Fin del book-tag, ¿qué os ha parecido? ¿Habéis leído muchos de estos libros? Si no es así, ¡no sé a qué esperáis!

2 de mayo de 2016

Presentamos: "El despertar de las razas"

Hoy no os traemos un artículo ni una reseña. Pero sí vamos a hablar de libros. Pero no de un libro cualquiera. Os vamos a hablar del libro de... ¡Rethis!

"El despertar de las razas" es una novela de fantasía como a nosotros nos gusta, con un mundo grande y lleno de detalles, un montón de personajes y, por supuesto, dragones. Y no sólo dragones, también hay otras razas tan importantes (y chulas), como ellos: baudimes, derios, ninfas, náyades, ailas y serpientes (podéis verlos a todos en la ilustración de la portada, obra de Stelladia. La novela trata de cómo, cada cierto tiempo, todas estas razas tienen una oportunidad de volver al mundo del que se extinguieron. Los humanos, que son los encargados de despertarlos, tendrán que averiguar cómo conseguir que su raza puedan permanecer en el mundo más allá del despertar.

no hay imagen

El libro está publicado con NEUH, un colectivo de autoedición que agrupa a novelistas, autores de cómic, ilustradores y artesanos.

Ha sido un proceso largo, no sólo por la escritura y corrección de la novela, sino para conseguir la portada, maquetarla y hacer todos papeleos. Pero estamos muy contentos porque por fin está terminada y a vuestra disposición en digital y muy pronto en papel.

Para más información, galería de imágenes, compra y demás podéis acceder a la web de la novela.

11 de abril de 2016

En una estación roja, a la deriva

En una estación roja, a la deriva (On a Red Station, Drifting, 2012)
Aliette de Bodard, Fata Libelli, Ciencia Ficción, 4,90 €


no hay imagenUna cruel guerra galáctica ha llegado a perturbar la paz de la Estación Prosper, un remoto enclave donde una extensa familia lleva generaciones floreciendo bajo la protección de una inteligencia artificial nacida de vientre humano. En mitad del caos, abrumadas por una avalancha de refugiados y alejadas de los miembros más brillantes de su comunidad, un par de mujeres con caracteres enfrentados luchan por la supervivencia.

Ambientada en el vasto universo de Xuya que tanta admiración ha generado entre los lectores, la novela se deleita en suntuosas descripciones de un mundo heredero de la China y el Vietnam imperiales, al tiempo que explora la complejidad de las relaciones familiares y el alcance de las afinidades entre humanos e inteligencias artificiales.



¡Aliette de Bodard vuelve a la carga! Y no lo digo sólo porque acabemos de leer esta novela, sino que acaba de ganar dos premios BSFA a mejor novela y mejor relato. Así que si no conocíais a la autora, o dudabais si leerla o no, espero que con esta reseña acabéis de animaros.

“En una estación roja, a la deriva” es una novela corta ambientada en el universo de Xuya, del que ya hablamos en esta recopilación de relatos. Resumiendo muy rápidamente, éste universo supone una ucronía en que China descubrió América antes que Europa, de modo que en el desarrollo posterior del mundo, la influencia de China (y Vietnam) fue mucho mayor. El libro se inspira en un clásico de la literatura china, Sueño en el pabellón rojo, del que la autora toma ideas para plasmarlas en su particular mundo futurista. Así, la familia protagonista no vive en un palacio, sino en una estación espacial, los miembros débiles de las parejas, que han quedado atrás mientras el resto marchaban a la guerra, no son las mujeres, sino el cónyuge con menor estatus dentro de la pareja (independientemente del sexo, un detalle presente también en muchos de sus relatos) y el culto a los antepasados está tan relacionado con los implantes de memoria como con las ofrendas.

Como ya os habréis dado cuenta por el anterior párrafo, la mayor virtud del libro es el mundo que crea. Un universo único, rico en detalles, y que por una vez se sale de la visión generalista de que el futuro va a estar poblado únicamente por hombres blancos angloparlantes. En Xuya las mujeres tienen las mismas oportunidades que los hombres, la cultura hunde sus raíces en la tradición oriental, con sus cortes de magistrados, su poesía y su culto a los antepasados. Es una gozada encontrar a una autora que es capaz de imaginar un mundo tan diferente y vivo.

En contraste, la trama del libro me ha parecido algo más floja, comparado con lo que he disfrutado del mundo. Por una parte tenemos una trama de intriga policiaca, que me ha parecido de lo más descafeinada, sin lugar al misterio, a la investigación y, en general, a generar una duda que suscite un interés real por la resolución del caso (por así llamarlo). Por otro lado tenemos la trama política, que es la que involucra más las emociones de personajes. Pero aunque los personajes y la situación están bien planteadas, me ha parecido que le faltaba un hilo conductor que de verdad me hubiera hecho creer en ciertos hechos, o al menos que no llevara a pensar en que esos mismos hechos puedan ser absurdos. Y por último hay una pequeña trama propiamente de ciencia ficción, pero tan de fondo y enlazada de forma tan sutil con las otras dos, que no me ha parecido lo más relevante del libro. Esto de por sí no tiene por qué ser malo, pero a mí siempre me parece una pena: siempre quiero más ciencia en la ciencia ficción, qué se le va a hacer.

Como veis, muchas tramas para un libro tan breve. Y de nuevo, no es que esté mal ni que no se pueda escribir un libro así, pero creo que hubiera agradecido algunas páginas más. O quizás, un desarrollo diferente pero que condujera a lo mismo. Al fin y al cabo el libro, la historia y el mundo me han gustado mucho.

En mi opinión Aliette de Bodard es una autora con muy buenas ideas, aún en desarrollo, y de la que estoy segura de que sus mejores obras aún están por venir. Mientras tanto, espero que con su creciente éxito sigan trayendo y traduciendo más de sus novelas a España.

22 de febrero de 2016

Saturnalia

Saturnalia: cuentos del solsticio de invierno (2013)
China Miéville, Robert Shearman, Nina Hoffman y Ken Scholes, Fata Libelli, Fantasía, 4,90 €


no hay imagen

Una excepcional antología de relatos extraños, divertidos, fantasiosos que dan una vuelta de tuerca a los tradicionales cuentos de Navidad. Incluye el humorísitico «Noche de paz», del aclamado autor británico China Miéville; «Ola de frío», un cuento inquietante del premiado Robert Shearman; «A casa por Navidad», un relato sobre la soledad de Nina K. Hoffman, y «Si la Vigilia del Dragón estuviera fría y despejada», de Ken Scholes, que cuenta la historia de un milagro navideño en un mundo carente de esperanza.




La fantasía es uno de los géneros en boga en la actualidad. Cada vez se publican más libros del género y, aunque poco a poco, se va abriendo el enfoque más allá de la épica de corte medieval. Aunque me encanta que se desarrollen ideas nuevas, que se haga fantasía urbana, o futurista, también es verdad que en el pasado hay mucho material sin explotar. Folclore, mitología, se han usado como base para la fantasía, pero ni de lejos están tan explotados como la Europa medieval. Y entre las distintas tradiciones del pasado, ¿qué hay más mágico que la Navidad?

Aquí entra Saturnalia, una recopilación de cuatro relatos muy distintos, pero que tienen en común esta base, la de la Navidad saturnal, lo que queda hoy en día de la festividad romana del solsticio de invierno tras capas de evolución, primero por el cristianismo, luego por el tiempo, las inmigraciones y la cultura popular: Papa Noel, árboles y regalos. Sé que es un poco raro recomendar un libro navideño fuera de la Navidad, pero me ha gustado tanto que creo que merece la pena leerlo sea el mes que sea. Y ahora, al libro en sí:

El primer relato es una sátira de China Mieville que muestra a lo que podríamos llegar con una festividad que cada vez tiene más de consumismo y marcas y menos de mitología. Aunque las ideas y las críticas eran ingeniosas, no es de los que más me han gustado. El componente de fantasía era mínimo, más orientado hacia la crítica social que hacia la fantasía.

El segundo relato, de Robert Shearman, es un cuento de terror sobre la figura de Papa Noel. ¿De verdad que nunca nos habíamos planteado el mal rollo que puede dar un tipo que se cuela en nuestras casas por la noche, mientras dormimos, y nos observa constantemente? La historia consigue transmitir muy bien el mal rollo que busca, así que en ese sentido es un éxito. La estructura va saltando por distintos momentos de la vida del protagonista, pero sin llegar a confundir, así que en ese sentido también está bien.

El tercero ha sido mi favorito. Un relato precioso de Nina Hoffman, costumbrista, una historia bonita y tranquila. Después de la anterior estaba todo el rato esperando a ver cuándo daba un giro hacia el mal rollo, pero al final todo queda bien. A veces parece que la fantasía tiene que estar orientada a grandes actos (dragones, reinos mágicos, bolas de fuego); este relato trata justo de lo contrario, una fantasía de las cosas pequeñas.

El último es un relato de Ken Scholes, de corte más clásico que el resto en cuanto a la fantasía. Sigue siendo sobre la navidad, pero en un mundo fantástico, no en el real. También es en el que más paralelismos he visto con nuestra navidad católica. En ese sentido es un poco más especial que el resto, aunque sea el que menos me ha transmitido, pero más por indiferencia o por desacuerdo con sus ideas que porque estuviera mal escrito.

En conjunto me parece una muy buena selección de relatos: heterogénea a más no poder, divertida, inteligente y bonita. Además, me ha permitido descubrir a tres nuevos autores a los que no conocía, y que probablemente no tengan mucha presencia en nuestro mercado. Un buen libro para leer en una tarde y empaparse de espíritu navideño, sea la época que sea.

18 de enero de 2016

Los mejores libros de 2015 (II)

(según Alendi)


Este año ha sido muy difícil elegir los mejores libros, porque he leído más que los anteriores, porque he leído muchos que me han gustado, pero, sobre todo, porque Rethis se ha quedado con unos cuantos. Aun así hay unos cuantos que merece la pena nombrar, así que aquí va una selección de mis lecturas:


FANTASÍA Y CI-FI:

no hay imagenno hay imagenno hay imagenno hay imagen

Rhialto el prodigioso, Jack Vance: ¡Magos patosos, cobardes y chanchulleros! Rhialto y compañía son el cónclave de magos más disparatado y divertido que he visto nunca. Llegué a este libro porque me encanta la narración de Vance y su ciclo de la Tierra moribunda es uno de los referentes del género, pero no esperaba encontrarme una sátira a la fantasía tradicional, al menos en cuanto a magos se refiere. Recomendable y ligerito para pasar un buen rato.

El ciclo de Xuya, Aliette de Bodard: Los relatos son un formato al que cada vez me voy aficionando más, y si encima no son sólo una miscelánea, sino que forman un conjunto que explica un mundo y cuyos detalles se van sumando, mucho mejor. Eso es lo que encontré en Xuya: la evolución de un mundo distinto al nuestro, una ucronía que da voz a otras culturas ignoradas en el nuestro. Aliette de Bodard es una autora inteligente y llena de ideas interesantes. En cuanto acabe lo que tengo a medias me pondré con más cosas de ella.

Los desposeídos, Ursula K. Le Guin: Le Guin suele ser apuesta segura. Éste es el único libro suyo que he leído este año, y se va directo al ranking de los favoritos. Ha llegado un punto en que miro hacia atrás y veo que ella ha sido la que ha tratado muchos de los temas importantes en la ciencia-ficción: feminismo, esclavitud, sexualidad, y con Los desposeídos, política (y anarquismo). Un libro algo denso, pero lleno de críticas inteligentes, y que 40 años después de su publicación aún sigue plenamente vigente. Que ha cambiado el modo en que veo nuestro mundo os dará una idea de lo mucho que me ha gustado.

El jugador, Iain Banks: Para que veáis lo importantes que son las segundas oportunidades. El primer libro que leí de Banks, Pensad en Flebas, me pareció un libro horrible, estaba todo mal hecho. Por suerte, había oído buenas opiniones sobre otros de sus libros, así que decidí seguir con él. El jugador no tiene nada que ver. Es una space opera tranquila, que trata sobre los juegos y la vida de un jugador (sí, el título es bastante explícito). Creo que lo que más me gusta de sus libros es la sociedad de La Cultura, así que en cuanto pueda seguiré leyendo el resto.


CÓMIC Y MANGA:

no hay imagenno hay imagenno hay imagen

Bride Stories, Kaoru Mori: En este blog no creemos en eso de que hay historias para chicos e historias para chicas. Bride Stories es un buen ejemplo de eso. Una historia preciosa, de estilo costumbrista, sobre la vida en las estepas de Asia Central durante el siglo XIX. Y el dibujo, ¡qué dibujo! Para pasarse horas con cada detalle: los bordados, los pendientes, los peinados. Se nota que la autora ha hecho un buen trabajo de investigación, y que trabaja con cariño. ¡Qué ganas tengo de que salga el siguiente tomo!

La chica a la orilla del mar, Inio Asano: En realidad debería hablar de toda la obra de Inio Asano. Ha sido el descubrimiento de este año en cuanto a manga se refiere. No solo la calidad del dibujo (sobre todo en cuanto a complejidad de los escenarios); el desarrollo de personajes y las historias atípicas lo convierten en un autor único. La chica a la orilla del mar me pareció un bonito ejemplo de cómo se puede hablar de sexo sin hacer pornografía, y retrata una realidad que socialmente parece que se quiera ocultar.

Locke&Key, Joe Hill y Gabriel Rodriguez: El terror no es mi género favorito, pero con obras así no me importa trascender fronteras. Al principio me costó un poco acostumbrarme al dibujo (no sé por qué, la verdad, porque es genial), pero luego la historia y los personajes me cautivaron. La familia Locke, con su casa y toda la magia de las llaves, son un encanto. Ah, y al final no da tanto miedo, así que no os desaniméis por eso.


EXPECTATIVAS:

no hay imagenno hay imagen

La sombra del torturador, Gene Wolfe: Hace años que tengo pendiente leer a Gene Wolfe. Me han hablado muy bien de él, me lo puse en el reto de este año, y nada. A ver si poniéndolo aquí me acabo de motivar y empiezo a leerlo. Aunque tal vez sería mejor que lo sacara ya de la estantería y me lo pusiera en la mesita de noche para que empiece a hacerme ojitos.

Palabras radiantes, Brandon Sanderson: De todo lo que he leído de Sanderson ésta es la saga que más me gusta hasta la fecha. La complejidad del mundo y las tramas que planteaba en El camino de los reyes me daban muy buenas vibraciones. Aunque parece que la saga va para largo y se lo está tomando con calma, tengo ganas de seguir ya con ella. Eso sí, espero que los de Ediciones B hayan decidido contratar a un traductor y corrector decentes para esta nueva edición.